Comprar un Kart usado. Qué debo saber?

Publicado el día Viernes 02 de Octubre de 2015


La habilidad que tú puedas tener para pilotear no tiene ninguna relación con tu presupuesto o tus conocimientos de mecánica. Por presupuesto tienes que entender que no es sólo el precio que tienes que pagar al comprar tu kart, sino también la cantidad de plata (y de  tiempo) que hay que poner en él, para que siga funcionando como debe, al menos, por la temporada.

En la compra de un kart usado,  y no importa qué categoría elegiste, hay una serie de factores que son comunes a todos ellos. Aquí trataré de poner en papel los mejores consejos y experiencia para ayudarte a que obtengas el mejor kart usado que puedas pagar.

Ten claro que todo se puede cambiar, volantes, caña de dirección, neumáticos, ejes, butacas, Plasticos, etc. Pero esas reparaciones debes tratar de descontarlas en el precio.

Otro consejo! Si te compras un auto nuevo, haz  una bitácora de mantención en una planilla en tu computador. En ella, anota todo lo que le has hecho a tu auto. Créeme que, cuando llegue el día en que lo vendas,  el comprador confiara de ti al momento de mostrar ese historial

 

1.- Primeras preguntas

a) ¿Dónde se encuentra el kart? A menos que estés buscando algo que es raro, por ejemplo un motor old school, debes fijarte una distancia que estés dispuesto a viajar para ir a verlo, por ejemplo de 100 kilómetros.  Esto es para que no te sientas obligado a comprar porque solamente has viajado para verlo.

b) La primera impresión es la más importante: ¿está limpio y ordenado? No necesariamente tiene que estar brillante, pero es bueno ver que el vendedor haya hecho, al menos, algún esfuerzo para mantener los fierros limpios. Un kart sucio significa un propietario flojo con sus cuidados, así que cabe preguntarse ¿en qué otras cosas ha sido igual de dejado? Fíjate en todas las cosas que pueda mostrar lo meticuloso (o poco) que puede ser el dueño. Por ejemplo, el estado general de los pernos y tuercas.

Supongamos que el Kart ha pasado la prueba de la primera impresión. Ahora tendremos que ponernos  más serio, cabeza fría,  y mirarlo bien de cerca a lo que podrías estar llevando a tu casa en no más de una hora.

2.- CHASIS

a) ¿Está dañado el chasis? Lo mejor es apuntalar con cuidado el chasis  sobre su parachoques trasero para poder levantarlo y mirar la cara inferior. Te recomiendo llevar una linterna y un trapo para que puedas limpiar y aparezcan los detalles. La linterna te será muy útil en la búsqueda de las fisuras y grietas. Esta prueba es básica y si no puedes hacerla, aun no lo compres.

b) ¿Están los dañados los tubos?  El contacto con el pavimento, de manera repetitiva siempre raspa el chasis por abajo, así que algunos rasguños son absolutamente normales.  Pero ten cuidado que los tubos  ​​estén planos. Busca con la linterna y el paño, lenta y meticulosamente, por todo el chasis trizaduras, fisuras o grietas.  Fíjate especialmente en las soldaduras donde los tubos del chasis se unen. Si aparecen, podría tu futura compra transformarse en  una gran decepción.

Eso sí, la única excepción a esto, son soportes del asiento, que son muy propenso a agrietarse, y no son parte de la estructura del chasis. Así que, si encuentras un tubo del soporte del asiento re- soldado no es necesariamente una mala cosa. Si esta agrietada se puede soldar, pero, en mi opinión, esto debes reflejarlo en el precio.

Evidentemente lo ideal sería que cualquier chasis que está viendo será libre de trizaduras.

NOTA: Sólo estamos hablando de reparaciones o grietas en los tubos de montaje del asiento, no una grieta o reparación para otro tubo del chasis.

c) ¿Esta el chassis derecho? No hay nada que pueda sustituir a una mesa para poder medir bien el chasis para ver si el “candidato” esta derecho o no. Pero lo que si puedes hacer es tomar una huincha para medir ciertas cosas en él.

 Es difícil ser totalmente exacto, pero las mediciones deben, mas menos, corresponder en uno o dos mm como máximo.

1)      Lo que primero debes comprobar es que el eje trasero es central en el marco. Eso se verifica si la medida desde  extremo del eje es la misma distancia a cada uno de los rodamientos traseros exteriores. Comprueba girando  el eje con el auto en el suelo, que este no puede estar doblado. Si  esta doblado el eje, este se puede cambiar, pero refléjalo en el precio.

2)      Luego debes hacer una revisión de comparación en el chassis; mide desde el centro del perno de pivote vertical delantero (donde está la paleta)  al  eje trasero, por ambos lados para comprobar que miden lo mismo.  Si no te da la misma medida, probablemente una de las esquinas, o las dos, puede haber sido golpeadas y están chuecas.

3)      Si es posible, trata de pedir que el dueño saque el asiento. La idea es que se puede medir diagonalmente el chasis del kart, desde el centro de cada perno pivote vertical hasta el borde exterior del eje trasero en el otro lado para ver si el marco tiene alguna diferencia.

Para comprobar  si el chasis esta torcido de adelante, un rápido y viejo truco, asegurándose antes  que todos los neumáticos están inflados con la misma presión,  pones el kart en un terreno plano.  Levanta la parte delantera unos cuantos centímetros y asegúrate que  las ruedas delanteras bien derechas apuntando hacia adelante (para esto trata de trabar el volante con una cuerda).  Luego baja lentamente la parte delantera. La idea es ver si los dos neumáticos delanteros tocan el suelo al mismo tiempo. Si es así, junto con las otras mediciones bien hechas y aprobadas, puedes estar bastante seguro de que el chasis, en la parte delantera, no tendrás de que preocuparte.

 Mientras que el kart está en el plano puedes ver si  los largueros de los chasis longitudinales están rectos. A continuación, mide la altura con respecto al piso, en tres o cuatro puntos por lado. Estos no deberían tener diferencias más allá de 1mm entre ellos.

 

También es muy importante que  compruebes  los frenos y sus pastillas de freno. Estas, pueden varían en espesor cuando son nuevos pero si tienen debajo de 3 mm de material se puede considerar que sean gastados y hay que cambiarlos. El freno de disco debe ser suave al tacto;  pasa los dedos por el centro hacia el exterior.  Si es muy ondulado, el disco hay que cambiarlo. ¿Están todos los flexibles de freno en buen estado?  ¿Cómo funcionan los frenos? ¿El pedal devuelve bien?

3.-Carburador

Si es tu primer kart, probablemente no te darás cuenta de la diferencia (si hay alguna) a simple vista, si el carburador funciona bien o no.  La única forma de asegurarte de que funciona sin problemas es que el motor prenda  y además, suba de vueltas fácilmente.  Ojo que muchos carburadores de kart usan unas membranas  especiales que se resecan por el contacto con la bencina, sobre todo si ha estado mucho tiempo guardado. La forma de prevenir eso, es desconectar la manguera de bencina que entra al carburador. Un piloto cuidadoso, hace siempre eso. Sin embargo, considera siempre cambiarlas para que no te den problemas. Es muy fácil cambiarlas y no son caras. Además pon atención al filtro de aire. ¿Esta su interior limpio? Nuevamente, una persona cuidadosa, lo limpia su interior siempre. Si está muy sucio en su interior, sácalo y revisa el interior del carburador,  sobre todo la mariposa. No debe tener nada de suciedad.

 

4.- Rodamientos

¿Las ruedas delanteras y eje trasero giran libremente sin ningún tipo de ruidos desagradables en los rodamientos? Una rueda no se puede frenar. Y deben girar todas iguales. Así de simple.  

 

5.- Asiento

 Si crees que la butaca que está instalada se ajusta bien a ti, evidentemente  es una verdadera ventaja, pero hay un poco más.  Debes buscar cualquier forma de fracturas y grietas y es muy importante echar un vistazo por debajo para ver si el boom ha sido borrado de la misma. Ojo que la suciedad por debajo las esconde bien.  Si no cabes bien en ella, no te desanimes, debes instalar siempre una butaca de tu talla. Hay de todos portes y tamaños. Mi consejo es que te compres una butaca nueva, especialmente para ti. Créeme que no es al lote lo del asiento, ya que es la única sujeción que tienes en tu auto.

 

6.- Escape

Vale la pena comprobar el escape para abolladuras - pequeños golpes o un poco de óxido, no afectan el rendimiento demasiado, pero abolladuras más grandes lo hacen. No es un ultimátum, pero puede ser un buen punto de negociación ya que no son baratos los escapes.

 

7.-Dirección

Fíjate en que las ruedas delanteras  giran libremente y mueve la dirección de las ruedas de lado a lado sin problemas. Este no debería ningún juego en las juntas de dirección. También debes fijarte  si la caña de dirección esta chueca y/o tiene desgaste. Al igual que los terminales de dirección, es tal vez un indicio de que este kart ha hecho un montón de vueltas. Si esta desalineado no es gran problema, pero debes revisar que los neumáticos no tengan un desgaste disparejo. Fíjate que todo este derecho, lubricado y las tuercas en buen estado, no rodadas ni oxidadas. Como he dicho varias veces, un vendedor cuidadoso no tiene pernos  rodados ni tuercas redondeadas en su auto, así de simple.

7.-Ruedas

Has girar las ruedas y mira bien las llantas de las ruedas... ¿Se ejecutan sin bamboleo? ¿Cómo están los pernos para sacar la llanta? ¿Cómo están los pernos que hacen que no se desmonten los neumáticos? Nada debería estar rodado y los hilos de los pernos de la maza tienen que estar impecables. Esta de más decir que no pueden estar pinchados (vendedor descuidado...)

 

8.- Neumáticos

Es casi seguro que un kart usado va a tener montados neumáticos viejos.  Los que aún no se han roto en pedazos y  que no se han desgastado hasta el punto de que, los pequeños hoyitos que muestran la cantidad de goma  han desaparecido, sirve. Ten claro que tarde o temprano tendrás que cambiarlos. Fíjate también en su marca y modelo y averigua si son legales en la categoría.

Mi recomendación es que a tu presupuesto le agregues un juego de neumáticos nuevos. Considéralo!

9.- Costos invisibles

Si eres un principiante y no tienes nada , recuerda que cualquier accesorio que puedas obtener  en la negociación, hará una linda diferencia en tu presupuesto; cualquier cosa que puedas  conseguir tirado para endulzar el precio, como  carros, cascos, herramientas, aceites, cadenas,  que si están en buen estado, bienvenido

10.- Plomos

La mayoría de las categorías tienen un límite mínimo de peso, si el vendedor  es delgado, es casi seguro que se necesitará una cierta cantidad de plomo para llegar al mínimo. 1 kg de plomo cuesta alrededor de $2500.- Averigua con el mismo vendedor cual es el peso mínimo y en cuanto esta.

 

 11.- Motores

No te arriesgues aquí. Como regla general, a menos que el vendedor puede abrir la culata y le muestre un pistón brillante,  o una buena compresión (debes averiguar en internet cuanta es la mínima compresión de un determinado tipo de motor) debes considerar cambio de pistón y anillos. Un dueño cuidadoso habrá mantenido un registro de las horas y de los servicios que le ha hecho al motor. Un piloto cuidadoso también, cambia según  manual, el pistón y anillos para así preservar el cilindro, y la biela. Si  tiene una buena compresión, partirá fácilmente y si no tiene ningún ruido raro, se trata de un buen signo. Sin embargo debes tener un test-drive, sí o sí, un fin de semana en el circuito ver que  el motor va al menos tan bien como los otros al final de la recta. Embrague, interruptores, radiadores, soportes, etc. debe ser revisado y estar en orden. . Está de más decir, que si no parte, no es lo que buscas. Fíjate nuevamente   si el hombre es ordenado y metódico para preparar la prueba.  Fíjate en su camioneta, y el estado de esta,  para ver si se trata de un auto de un maniático (¡ojalá!) Si el volante y pedales están regulados, la calidad de sus herramientas, son pequeños signos que te dirán mucho de él.

 

12.- Test

La prueba final e ideal sería poder subirse un kart antes de pasar la plata.  Pero, la realidad es que la mayoría de los vendedores no son del todo felices poniendo a un completo desconocido en su kart y yo no los culpo. Realmente es un caso de la evaluación del kart y de la persona al frente tuyo y hacer un juicio personal. Me he encontrado con casos en que el comprador haya quedado con el vendedor en una pista que es una distancia razonable de los dos. El posible comprador paga la entrada de la pista y, a cambio el vendedor lo lleva  para que el posible comprador pueda tener una prueba de manejo. Si eres capaz organizar  esto, mi experiencia me dice que es bueno acordar primero el precio antes de subirte. Al llegar allí, respeta al vendedor, dale dos o tres vueltas a un ritmo medio y traerlo. Si es lo que quieres, la mano al bolsillo, págale y luego podrás pasar el resto del día dando vueltas. Una última palabra: compra con la cabeza no con el corazón. Es súper fácil “calentarse” con cualquier auto, sobre todo si estás buscando tu primer auto.

  Sí que realmente quieres que ese kart ande bien, debes estimar cuanto vas a gastar en la reparación y desgaste. Si aún estas contento con el precio verdadero, anda por el!

No pidas una reducción de precios para no insultar al vendedor, pero siempre vale la pena hacer una oferta.

Sospecha de un kart sucio, si el vendedor ni siquiera se molestó en limpiarlo para la venderlo, ¿qué otros descuidos tuvo ese pobre auto? Pregunta siempre acerca de los extras. ¿Tiene un carro, ruedas y neumáticos extra o plásticos, autoadhesivo, etc.? Esta de más decir que no compres si algo no te parece correcto, a menudo hay una buena razón por la cual usted es dudosa. Guarda un poco de tu presupuesto para los extras inevitables como un nuevo asiento, cadenas o neumáticos.

Nunca pagues por eso de que es el  'kart ganador del campeonato ' o ‘es te auto fue de tal piloto’.  Es probable que sea el mismo que cualquier otro chasis de esa marca, ¡que sólo tenía un buen conductor en el! No te apresures con tu compra, tomate el tiempo que  necesitas  y si no sabes, pide ayuda. Casi todos, de los actuales pilotos son muy apasionados por este deporte y te ayudaran para que puedas ingresar a él. Ellos, probablemente, también compraron su primer auto usado. Acércate a los circuitos y pregunta. La gran mayoría se detendrá a conversar contigo.

Otra cosa,  no te metas en un remate por internet, los karts son como las micros, siempre vendrá otra en unos minutos. No permitas que el vendedor te convenza de ello. Es tu decisión. Por favor,  NO compres a ciegas. Eso es estúpido, no sabes lo que te vas hasta que llega, entonces es demasiado tarde

 

Jeremy Kartson



Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Compra/Venta